Home Lo nuevo Rehumanizar a Venezuela en libertad
Rehumanizar a Venezuela en libertad

Rehumanizar a Venezuela en libertad

14
0

El beneficiario de la novena edición del programa juvenil de la Universidad de la Libertad (UDL), Luigi Escalona, reflexiona sobre este momento crucial en la historia de Venezuela,  su crisis política y económica, causada por el modelo socialista.

Añade que la crisis se evidencia en los ámbitos de lo moral y lo humano, en las instituciones democráticas. Escalona resalta la importancia de luchar por la libertad. IPL Perú respalda lo dicho por este joven columnista y se solidariza con la crisis política y económica que hoy afecta a este país. A continuación les compartimos el siguiente artículo.

Rehumanizar a Venezuela en libertad

Erick Voegelin, autor alemán, refugiado en los Estados Unidos como consecuencia de la persecución nazi, tiene una obra titulada ¨Nueva Ciencia de la Política¨. Allí el autor describe lo siguiente: “En una hora de crisis, cuando el orden de una sociedad vacila y se desintegra, los problemas fundamentales de la existencia política en la historia son más fácilmente reconocibles que en períodos de relativa estabilidad”. Este es el momento más importante que hemos vivido los venezolanos en nuestra corta historia republicana. Es ahora cuando las preguntas trascendentales sobre la libertad, la solidaridad, la justicia y la voluntad cobran mayor sentido y se hacen más prácticas, más necesarias y más urgentes. Los venezolanos tenemos el deber moral de enfrentar con valentía y gallardía la crisis humana de la que nos ha hecho víctima el Socialismo.

Entre las enseñanzas de San Juan Pablo II resalta una descrita en la encíclica Centesimus annus. Esta es a mi juicio la brújula que debe guiarnos en esta labor titánica de humanizar a Venezuela. ¨Una auténtica democracia es posible solamente en un Estado de derecho y sobre la base de una recta concepción de la persona humana. Requiere que se den las condiciones necesarias para la promoción de las personas concretas, mediante la educación y la formación en los verdaderos ideales, así como de la subjetividad de la sociedad mediante la creación de estructuras de participación y de corresponsabilidad (CA, número 46).¨

Debemos decir con profundo dolor que nuestra crisis no es únicamente política, económica o social. El mayor daño que recibimos los venezolanos en estos ya 18 años de dictadura ha sido la animalización de nuestra condición humana. Estamos profundamente sumergidos en la peor crisis moral que alguna vez hayan conocido los pueblos latinoamericanos.

Aunque parezca paradójico y que contradice la principal regla filosófica: ¨Nada puede ser y no ser a la misma vez y en el mismo momento¨. El chavismo logró quitarnos a los venezolanos los que nos hace ser hombres y no otra cosa. Esto es nuestra dignidad. Venezuela está herida de muerte, cada individuo venezolano ha venido perdiendo su humanidad. Sin embargo, somos nosotros y quiero ser muy enfático en esto, nosotros latinoamericanos los que estamos llamados a eliminar de raíz la enfermedad que vive nuestro pueblo, que como todo virus letal se va expandiendo y atravesando fronteras para contagiar. Así vemos como Ecuador, Bolivia, Argentina son también víctimas, en menor medida, pero víctimas al fin del socialismo y la izquierda marxista.

Hoy sobrevivimos, como decía malamente Hobbes dentro de su pesimismo existencial, y como unos años más tarde lo enfatizara Juan Pablo II en su Carta Encíclica, como si el venezolano fuera el lobo del venezolano.  Esto ha causado que vivamos como desconocidos, en primer lugar desconociendo nuestra condición humana universal y en segundo lugar desconociendo la cercanía y la bondad del venezolano. Este régimen totalitario, dictatorial y militarista, calificación dada por la conferencia episcopal en abril del año 2014 nos está obligando a vivir de una manera equivocada. Sintamos pues  venezolanos, hermanos latinoamericanos el peso de esta gran batalla que debemos pelear. No se trata de la guerra de las Provincias Unidas del Río de la Plata, ni de la Campaña y Batalla de Ayacucho, tampoco estamos hablando de la gran Batalla de Boyacá. Esto se trata de ganar la guerra contra el marxismo y devolverle la dignidad a un pueblo que tanto sufrimiento ha padecido en estos últimos 18 años.

(14)

Loading Facebook Comments ...

DEJE SU COMENTARIO

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *