Home Artículos Unión de Hecho y libertad en Perú
Unión de Hecho y libertad en Perú

Unión de Hecho y libertad en Perú

96
0

No es noticia que somos un país moderadamente libre. Instituciones como The Heritage Foundation o Fraser Institute lo vienen confirmando año a año a través de sus diversos rankings[1]. Lo importante de estos rankings anuales es que podemos hacer un compare y ver cuánto vamos creciendo. Así, resulta que Perú va cada vez mejor, sobre todo en la protección a la propiedad privada.

Sin perjuicio de ello, ¿los ciudadanos percibimos que vamos creciendo en temas de libertad? Diferentes situaciones permiten demostrar que, a pesar del dinamismo del mercado, la libertad de los individuos se encuentra ampliamente recortada por las normas vigentes. En otras palabras, la regulación actual no permite actuar a los individuos en un mercado que está en constante cambio.

De esta manera, entre muchos otros ejemplos, la Ley N° 30007, la cual modificó diversos artículos del Código Civil, Código Procesal Civil y de la Ley N° 26662, en lo relacionado a reconocer derechos sucesorios entre los sujetos que conforman la Unión de Hecho, ha limitado esta unión a solamente varón y mujer. Como podrá observar el hábil lector, la regulación actual ofrece todo un catálogo de discriminación ante cualquier ciudadano que desee unirse con otro del mismo sexo. ¿Dónde quedó la igualdad ante la Ley en un Estado de Derecho?

En consecuencia, la propuesta iniciada por el colectivo Todos Tenemos Derechos y el Instituto Político para la Libertad es permitir una regulación que no discrimine, una en donde permita a los privados acceder a la Unión de Hecho y a todos los beneficios legales que conlleva. Para ello, presentarán una Acción de Inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional, el cual felizmente está compuesto por especialistas de primer nivel, argumentando por qué la Ley antes indicada resulta discriminatoria. Si todo concluye bien, estaremos ante una legislación que permita a los individuos unirse libremente, sin una atadura marcada por su opción sexual y por la lentitud del Estado en atender al mercado.

Para lograr esta causa, independientemente de los argumentos de hecho y derecho preparados, se necesitan cinco mil (5,000) firmas válidas para presentar la Acción antes indicada. Es deber de nosotros, los liberales, luchar por un país en donde las decisiones de los individuos no sean recortadas por el Estado.

Es momento de que el Estado deje de intervenir en las decisiones de sus ciudadanos libres y que permita a los individuos decidir sobre su vida sin barreras discriminatorias.

Publicado originalmente por Estudiantes por la libertad.


[1] Pueden acceder a dicha información en los siguientes enlaces:

(96)

Aarón Andía Espinoza Director Regional para Perú de Estudiantes por la libertad
Loading Facebook Comments ...

DEJE SU COMENTARIO

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *