Home Artículos La vorágine política ¿patología peruana?
La vorágine política ¿patología peruana?

La vorágine política ¿patología peruana?

0
0

En solo 18 días las noticias de mayor impacto han sido:

  • El 3 de julio, Keiko Fujimori propone reunirse con el presidente con la presencia de Luis Bedoya Reyes. El mismo día el contralor Alarcón es destituido por el Congreso.
  • El 9 de julio arranca el tramo final de la saga de Kenji Fujimori (lo notifican de su proceso disciplinario),) provocando graves problemas en Fuerza Popular.
  • El martes 11, el mismo día de la trascendental reunión en Palacio y los alentadores comentarios de PPK y Keiko, diez congresistas de izquierda se separan del Frente Amplio, y el fiscal competente solicita la prisión preventiva del matrimonio Humala.
  • Al día siguiente (julio 12) Martín Belaunde Lossio pide ser colaborador eficaz en los casos Humala-Heredia.
  • El jueves 13 de julio, en una sonada y prolongada audiencia pública, el juez dispone la prisión preventiva contra Humala y su esposa.
  • El viernes 14 de julio Ollanta y Nadine entran aparatosamente a la cárcel. Los diplomáticos peruanos son instruidos para no asistir a la recepción de la Embajada de Francia por su fiesta nacional porque, supuestamente, el matrimonio Humala planeaba concurrir con la intención de permanecer en el local y buscar asilo. (Felizmente, acaba de designarse un nuevo y calificado embajador francés en el Perú).
  • En la encuesta de IPSOS (julio 16) la aprobación presidencial baja dos puntos. El mismo día, en una excelente entrevista publicada por El Comercio digital, PPK divulga los sustantivos temas abordados en Palacio con Keiko Fujimori. Demostrando un amplio dominio temático, anuncia avances sustanciales para el país.
  • Dos días después (18) Fuerza Popular suspende a Kenji Fujimori por dos meses. El sancionado difunde un mensaje rebelde, incitando al apoyo de los parlamentarios que simpatizan con él.
    Al día siguiente (19) su padre lo defiende desde la prisión, criticando duramente la decisión del partido.
  • Entre ayer y hoy (20) se conoce la destitución de la procuradora anticorrupción y la separación de la procuradora general, decisiones por las que el Congreso convocará a la ministra de Justicia y al primer ministro para exigirles explicaciones. Keiko Fujimori ha planteado la revocación de la medida.

Este vertiginoso ritmo de remezones políticos impide distinguir los hechos importantes de los escandalosos. El análisis que se vuelca sobre cada acontecimiento es interrumpido súbitamente por la noticia del día siguiente, lo que hace imposible discernir y profundizar en lo verdaderamente trascendente. Menos aún en lo positivo, pues los medios y las audiencias siempre se inclinan por lo negativo en esta turbulencia imparable de sorpresas diarias.
Lo más penoso de este síndrome nacional es la magnificación de las percepciones pesimistas. Algo especialmente grave en las élites y los formadores de opinión, quienes se sienten condenados a seguir una dinámica siniestra, en la que los avances se desdibujan y se pierden.
En un ambiente tan alterado el ciudadano responsable está obligado a reflexionar con lucidez para diferenciar lo sustantivo y perdurable de lo superficial y alarmista.

tags:
Eduardo Ponce Ex embajador peruano en la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), y en los países de Ecuador, Gran Bretaña y Brasil.
Loading Facebook Comments ...

DEJE SU COMENTARIO

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *