Una lamentable pérdida, nos dejó Manuel “Muso” Ayau, el Campeón de la Libertad

En fin, no me alcanzan los elogios para describir lo que vi en la Universidad Francisco Marroquín. Por supuesto, lo primero que pregunté fue cómo se pudo tener una universidad de ese nivel en Guatemala, que adolece los mismos males que el resto de los países de la región, la respuesta fue que gracias a la obra de un grupo de emprendedores liberales liderados por Manuel “Muso” Ayau se había logrado crear esa universidad. De inmediato pensé “qué lástima que no nació Ayau en Perú”.

Hace muy poco estuve en un coloquio fantástico organizado por la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala y por el Liberty Fund, sobre Educación Pública, Compulsiva y Estatal. La verdad fue una experiencia increíble compartir y debatir ideas con liberales de otros lugares acerca de este tema. Además fue maravilloso conocer Guatemala y especialmente la universidad, que es de lo mejor que he visto en Latino América, pues además de tener instalaciones envidiables, profesores de primer nivel y un espíritu universitario increíble, mantiene un ideario liberal clásico, por lo que se dedica a formar liberales, lo que en mi concepto sólo redunda en beneficios para la sociedad guatemalteca.

En fin, no me alcanzan los elogios para describir lo que vi en la Universidad Francisco Marroquín. Por supuesto, lo primero que pregunté fue cómo se pudo tener una universidad de ese nivel en Guatemala, que adolece los mismos males que el resto de los países de la región, la respuesta fue que gracias a la obra de un grupo de emprendedores liberales liderados por Manuel “Muso” Ayau se había logrado crear esa universidad. De inmediato pensé “qué lástima que no nació Ayau en Perú”.

A los poquísimos días de haber vuelto a Lima tras esa magnifica experiencia, me enteré con pesar (a través de mis nuevos amigos de la Universidad Francisco Marroquín) que el Muso había fallecido el 4 de agosto y lamenté para mis adentros no haberlo podido conocer personalmente (Enrique Ghersi me ha contado que era una persona magnífica). A pesar de no haber podido conocerlo en persona, su obra es más que suficiente para que usar para rendirle un póstumo reconocimiento por lo mucho que hizo por el liberalismo en Latino América y en especial lo mucho que hizo por Guatemala.

Los conmino a leer la breve reseña de la vida de Ayau en la web de la Universidad Francisco Marroquín. Leer aquí. Igualmente, a ver sus últimas conferencias en la página del CATO, ver aquí.

Todos los liberales del mundo deberíamos seguir el ejemplo de este gran hombre. Los dejo con una de las frases que reflejan su pensamiento:

”Creemos firmemente en la capacidad del hombre, precisamente reconociendo la imperfección de todo lo humano, para encontrar mejor su destino en libertad pacífica y no compelido por la colectividad personificada en el Estado“. (Manuel Ayau (1925-2010), discurso inaugural de la Universidad Francisco Marroquín, 15 de enero de 1972.)

(6)

Loading Facebook Comments ...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *