CEDICE-Libertad rechaza el cierre de emisoras y los ataques a la libertad de prensa y de la propiedad

Para CEDICE-Libertad el cierre de 32 importantes emisoras privadas y dos plantas de televisión locales, constituyen un atentado contra la libertad de información, expresión y de elegir de los ciudadanos, y confirman una tendencia que, de no modificarse, terminará eliminando toda posibilidad de que los venezolanos podamos conocer de manera oportuna el acontecer local, regional, nacional e internacional.

cedicecomunicado-homeCaracas 21 de agosto. Para CEDICE-Libertad el cierre de 32 importantes emisoras privadas y dos plantas de televisión locales, constituyen un atentado contra la libertad de información, expresión y de elegir de los ciudadanos, y confirman una tendencia que, de no modificarse, terminará eliminando toda posibilidad de que los venezolanos podamos conocer de manera oportuna el acontecer local, regional, nacional e internacional.

Esta decisión afecta a millones de venezolanos que hasta ahora teníamos el derecho y la libertad de escoger entre la variada programación de distintas emisoras, deja sin trabajo a cientos de compatriotas que laboraban en dichos medios, afecta los derechos de propiedad de familias y personas que, algunas de ellas, durante décadas, han construido su patrimonio a partir del esfuerzo y la dedicación constante. Recordamos con afecto a Nelson Belfort Yibirin, miembro de Cedice, quien dedicó su vida a la construcción de su Circuito, hoy vilipendiado y asaltado por la vorágine oficialista.

Las medidas de cierre constituyen un atropello a los derechos de propiedad, la libertad de opinión y expresión y al libre ejercicio del periodismo, además de un atentado en contra del derecho de los ciudadanos a ser informados por profesionales de la comunicación, de cualquier tendencia y que laboren para distintos medios informativos. Igualmente y como parte de esta serie de ataques a la libertad, repudiamos las agresiones sufridas por periodistas de La Cadena Capriles quienes como ciudadanos de un país democrático tienen el derecho a manifestar y expresar sus opiniones en libertad.

A todo esto se suma la censura a la publicidad de Cedice en su campaña por un País de Propietarios. Muestra clara de esto es la decisión de la Corte de Apelaciones de Violencia contra la Mujer, prohibiendo nuestra alerta sobre el despojo al patrimonio de los venezolanos, que se concreta con la aprobación de la Ley de Tierras Urbanas y el proyecto de Ley de Propiedad Social, ahora en “discusión” en la Asamblea Nacional. Esta forma de censura también constituye una violación del derecho a la información, expresión y de libertad.

Por el inconstitucional camino escogido por el Presidente de la República, en un futuro cercano los venezolanos sólo podremos ver la imagen oficial de los acontecimientos nacionales y mundiales Sin la posibilidad de que se difundan visiones diferentes de tales sucesos. Sólo podremos “entretenernos” en los programas que el Gobierno considere adecuados, tal como ocurrió y ocurre en los Estados y las sociedades totalitarias.

El Gobierno Nacional se coloca al margen de la Constitución Nacional, que de forma explícita consagra la libertad de información, la propiedad privada y el ejercicio del periodismo sin coacciones. Este desacato es particularmente grave, pues el Gobierno y la Asamblea Nacional se aprestan a celebrar, con gran pompa, los diez años de la promulgación de la Carta del 99.

Las disposiciones gubernamentales vulneran tratados internacionales suscritos por la Nación, tales como la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que en su artículo 19 estipula el derecho a la libre expresión, y la Carta Democrática Interamericana firmada por el gobierno del presidente Hugo Chávez en 2001

Todos los venezolanos estamos obligados a defender por mandato de la Constitución Nacional el derecho a la libertad de información y de prensa. Es nuestro compromiso.

El Consejo Directivo
Información: cedice@cedice.org.ve
Teléfono: 5713357

(3)

Loading Facebook Comments ...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *