Los liberales y la difusión cultural

Si toda tu vida te alecciona y adoctrinan bajo un tipo de pensamiento, es bastante complicado que tengas el suficiente criterio y análisis para cuestionar el mismo y finalmente alejarte de él.

Actualmente estoy llevando el curso “Las Frágiles Democracias Latinoamericanas” versión online en Redacam, becado por la organización “Caminos de la Libertad” de México. Este curso es enseñado por el profesor chileno Ángel Soto. En las primeras dos unidades se planteó una interesante e innovadora idea sobre el porqué del actual retraso tanto económico como político en Latinoamérica respecto al resto del mundo, el porqué los latinos aun seguimos discutiendo cual es el mejor modelo económico a seguir, cuando hace mas de 50 años ya se comprobó sin lugar a dudas la supremacía de los mercados libres y el respeto a los DDHH y la Democracia como herramienta eficaz para lograr paz y prosperidad entre nuestros países.

 

Lo que se planteó fue simple pero a la vez muy impactante: No solo es un tema histórico, ni económico, ni genético, ni geográfico, es en gran medida debido a la falta de difusión cultural de las ideas sobre libertad política y económica en nuestros países.

¿Por qué sucede esto? Para lograr comprender este fenómeno, debemos ir más allá y empezar preguntándonos ¿Quiénes son las personas que moldean nuestro pensamiento, cómo lo logran, desde donde actúan?

El pensador holandés Baruch de Spinoza explica que nuestras sociedad tienen mecanismos que le permeabilicen de la destrucción y el cambio, estos son para garantizar su continuidad y conservación. Es adecuado en este caso también tomar en cuenta las reflexiones del filósofo marxista italiano Gramsci:

Junto a los aparatos represivos estatales, administradores de coacción, estarían los llamados aparatos ideológicos, buscadores de consensos. Estos aparatos estatales, los medios de comunicación de masas, la religión o el sistema educativo (y son estatales en cuanto a su función, independientemente de si su titularidad es pública o privada) buscarían inocular en los grupos sociales potencialmente disidentes la idea de que el sistema social dado es el más acorde con sus intereses, el más justo, el mejor posible. Cuando no funcionaran con suficiente fuerza (por un contexto de crisis o por una especial resistencia de los grupos disidentes) sería el turno de los aparatos represivos.

La izquierda hace decenas de años ya conocía que los medios de comunicación, la religión y el sistema educativo son lugares claves en la lucha ideológica y la confrontación de ideas. Estos son escenarios importantísimos para influir activa y constantemente en la cultura de un país y región, manteniendo siempre las ideas vigentes a pesar de su inviabilidad en el mundo real. Si toda tu vida te alecciona y adoctrinan bajo un tipo de pensamiento, es bastante complicado que tengas el suficiente criterio y análisis para cuestionar el mismo y finalmente alejarte de él.

La izquierda siempre ha centrado sus esfuerzos y mejores cuadros en profesiones que implican la difusión cultural tales como: comunicadores, religiosos, educadores (profesores, catedráticos), filósofos, pensadores, antropólogos y  hasta artistas que se encarguen de difundir las bondades del marxismo, el socialismo y las ideas izquierdistas entre las personas. Es muy difícil encontrar a un comunicador, docente, catedrático, sociólogo, antropólogo o religioso liberal. Sin embargo, estas profesiones abundan en la izquierda. Mientras el liberal es más pragmático, se dedica a un trabajo productivo para generar riqueza, los izquierdistas se dedican a dominar poco a poco la supra política, la cultura de nuestros países a través del control de los medios de difusión de cultura.

Entonces compañeros liberales es obligación nuestra dejar las élites y los debates académicos y luchar por nuestras ideas, difundiéndolas desde el más humilde pueblo joven al más opulento y rico residencial. Es necesario difundir culturalmente nuestras ideas, entrar a los espacios de confrontación de ideas y no acobardarse al exponer las bondades del mercado libre y la democracia. El día que logremos esto, será el día que el Perú comience a salir de la debacle asumida, avanzando realmente al camino del desarrollo que ansiamos todos nosotros.

* Estudiante de Comercio y Negocios Internacionales

Chiclayo, Perú

(13)

Loading Facebook Comments ...

2 comments

  • Nathaly Leidy Ochoa dice:

    Dogmas!!! Está claro cual es tu doctrina favorita, y como se dice (Y bien dicho): El acumular información es un buen pasatiempo y hasta es productivo, pero un mejor sentido orientan hacia un criterio más personalizado y no al que te dicten (Por más práctico que resulten)… Pero, bueno! Dejemos esta tarea a los pensadores de hoy, que equivoquen lo necesario para buscar un punto intermedio que incida en todo aspecto de relevancia en el ejercicio de la libertad y en restricción de esta de cualquier ser humano. "Lucha Ideológica" (No me gusta este término)… La consigna es unificar puntos de vista y muy a disgusto de ciertas tendencias políticas. ¿Se necesita algo más de cielo para soñar?… Las disidencias serán eternas mientras se enraíce a ultranza la incapacidad de transigir. Bienvenido a nuestro país de insatisfechos!!!… Es seguro que algún adepto de izquierdo me daría una razón tan sólida como la tuya a fin de persuadirme en el sentido de sus muy estudiadas inclinaciones… Y está bien!

  • JORGE ALBARRACIN dice:

    FRANK:

    ME PARECE MUY BIEN TU COMENTARIO Y TE FELICITO PORQUE A DIFERENCIA DE UN BUEN SECTOR ESTUDIANTIL VAN A LA UNIVERSIDAD SOLAMENTE A GRADUARSE. Y LO QUE NOSOTROS DEBEMOS HACER EMPLEAR ESAS HERRAMIENTAS Y OTRAS PARA LOGRAR UN PERU MEJOR, CUENTA CONMIGO EN ESA TAREA, PORQUE ESTOY SEGURO QUE LO LOGRAREMOS.

    ATTE

    JORGE

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *