Mi encuentro con Yoani Sánchez

Yoani, no lo piensa dos veces, me dice que “sueña con que todo lo que ella ha vivido en Cuba sea tan solo un sueño, que todas las violaciones de su libertad sean tan solo un triste recuerdo”.

Por Kike Ames

Estar cerca a Yoani Sánchez significa mucho para mí. He escuchado tanto de ella, quería conocerla, quería llegar a ella. Cuando emprendía viaje para la isla paradisiaca para turistas, pensé en llevarle el Diario El Comercio. Yo conocía su blog pero había descubierto que recientemente ella escribía en el Diario El Comercio, el principal diario peruano. Tengo que llevárselo – me dije-. Tenía que intentarlo. Compré el diario el día domingo que es cuando se publican sus artículos y lo guardé hasta mi día de viaje en que partiría a la longeva dictadura. Confieso, sudaba de solo pensar que llevaba un simple diario impreso que circula libremente en mi país pero que en Cuba resulta prohibido pues no hay libertad de información, incluso la pluma de Vargas Llosa la consideran perversa. Ya que estaba allá quería mostrarle el diario donde constaba su artículo. Quería que lo viera, imaginaba que nunca lo había visto impreso y quería decirle que aquí en Perú la leemos, que seguimos de cerca el heroico esfuerzo de los opositores cubanos por defender día a día sus derechos y libertades frente a un gobierno que les ha quitado eso y la posibilidad de estar conectados con el mundo.

Cuando la tuve al frente, caí en emoción, estaba allí de carne y hueso, a penas la vi se me fue el temor que sentía pues afuera se advierte la seguridad que le tienen montada. Me dio valor el saber que ella valientemente se expresa sabiendo que siempre la están mirando y que siempre la están custodiando. Yoani se mostró agradecida y emocionada también cuando tuvo en sus manos el diario peruano en el que hace buen tiempo se publican sus artículos. La información es oxígeno para mí – me dijo-. Nos enfrascamos en una de las más excelsas conversaciones que he tenido en mi vida. Un suspiro de añoranza me invita a cerrar esta nota recordando la respuesta que me dio cuándo le pregunté ¿Con qué sueña?

Yoani, no lo piensa dos veces, me dice que “sueña con que todo lo que ella ha vivido en Cuba sea tan solo un sueño, que todas las violaciones de su libertad sean tan solo un triste recuerdo”, sueña “que, cuando sus hijos y sus nietos le pregunten ¿qué es lo que le tocó vivir en estos tiempos en Cuba?, ellos con total incredulidad le digan: ¡Mami o Abuelita!, tú nos estás mintiendo, estás exagerando, todo lo que cuentas es imposible que haya sucedido”.

Pese a que uno respira la dictadura, que uno siente lo que es no tener libertad cuando está en Cuba y que le vuelve el alma al cuerpo cuando sale de allí, hablar con Yoani es esperanza, se respiran nuevos aires de libertad cuando ella sueña o presagia un futuro más humano, con libertad, donde se respete la dignidad del ser humano, sus derechos, donde la meritocracia y la creatividad permitan que consigas la prosperidad. Me uno a ese sueño y anhelo que algún día se haga realidad para que Cuba sea disfrutada no solo por los turistas, sino también por los propios cubanos, un día en el que llevar un periódico impreso, que no sea el Granma, no sea motivo de temor.

 

(1)

Loading Facebook Comments ...

One comment

  • Alexander Trillo dice:

    Kike,

    Tu experiencia nos demuestra que a nosotros nos toca, tal como lo hace la valiente Yoani Sánchez, defender y promover la libertad en la que creemos, a pesar de la incomprensión de muchos, pues es la única forma de evitar que futuros dictadores lleguen al poder.

    Quienes defienden sistemas en los que las libertades políticas y económicas son limitadas… deberían vivir en aquellos lugares que tanto anhelan, sólo así comprenderían, que en nombre de la igualdad, la libertad deja de ser un derecho y se convierte inevitablemente en una prebenda otorgada por el dictador de turno.

    Felicitaciones amigo y gracias por recordarnos la importancia de la libertad.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *