Libro: La Civilización del Espectáculo de Mario Vargas Llosa

El maestro Mario Vargas Llosa regresa con ensayo provocador, crítico y reflexivo, un ensayo que desarticula la realidad cultura en la que actualmente vivimos y que la describe como la Cultura del Espectáculo, donde solo el entretenimiento, el pasarla bien y el esfuerzo intelectual mínimo tienen validez e importancia. En este libro, Mario Vargas Llosa nos dice que la cultura del espectáculo viene enterrando paulatinamente a esa gran cultura que implicó reflexión, dedicación y un esfuerzo intelectual profundo para producir obras maestras en campos como: la literatura, el arte, la música, entre otros, que sin dudarlo han trascendido en el tiempo.

Con sinceridad sostengo que leer este libro me ha producido sentimientos encontrados, ya que por un lado, apoyo la crítica que hace Vargas Llosa a esa mediocridad y frivolidad propia de nuestra actual cultura, pero por otro lado, me quedo sorprendido al evidenciar un cierto desconocimiento de los principios económicos que rigen el actuar de los individuos. Es decir, si bien el libro presenta un excelente análisis sobre cómo esa frivolidad de la civilización del espectáculo afecta negativamente el arte contemporáneo, el periodismo, la religión, el sexo, el erotismo, la cultura política y el poder, no concuerdo con la posición que tiene Mario Vargas Llosa sobre la relación Valor, Precio y Obras de Arte.

Básicamente no concuerdo con la crítica que hace Mario Vargas Llosa sobre el Mercado, al sostener que éste ya no paga el verdadero precio de una obra de arte, posición que me pone los pelos de punta, ya que me hace recordar a la teoría Valor-Trabajo de Marx. Al respecto, textualmente Mario Vargas Llosa nos dice: “Para esta nueva cultura son esenciales la producción industrial masiva y el éxito comercial. La distinción entre precio y valor se ha duplicado y ambas cosas son ahora una sola, en la que el primero ha absorbido y anulado al segundo. Lo que tiene éxito y se vende es bueno y lo que fracasa y no conquista al público es malo. El único valor es el comercial. La desaparición de la vieja cultura implicó la desaparición del viejo concepto del valor. El único valor existente es ahora el que fija el mercado”

Al leer ese punto en el libro, creo Mario Vargas Llosa desconoce que el valor es subjetivo, y que si las nuevas generaciones le dan mayor valor a otras cosas, eso no es malo, es simplemente la expresión de su libertad para elegir. Es posible que a Mario Vargas Llosa le desagrade el poder que tiene en la actualidad el soberano consumidor, pero la verdad es que la libertad que tiene el consumidor para ejercer ese poder está trayendo mayor desarrollo económico para las masas. Como dice Ludwig von Mises en su libro La Mentalidad Anticapitalista: “Lo característico del capitalismo es producir bienes en masa para el consumo de la masa, provocando así una tendencia a la elevación del nivel de vida general y el progresivo enriquecimiento de los grupos mayoritarios…El hombre de la calle, en régimen de mercado, es el soberano consumidor, quien, comprando o absteniéndose de comprar, decide, en última instancia, lo que debe producirse, en qué cantidad y de que calidad.”

Sin embargo, a pesar de mi crítica, concuerdo con varios de los puntos que nos presenta Vargas Llosa, sobre todo, estoy de acuerdo con el aporte que siempre ha traído la vieja cultura al desarrollo del ser interior, de la espiritualidad y la tranquilidad internar. A manera exclusivamente personal, si considero que en ese ámbito es válido rescatar los aportes de la vieja cultura, porque no se puede negar que las obras maestras de antaño, tales como: una buena literatura, una obra de cine, un concierto clásico, entre otras expresiones, tienen un efecto positivo inmediato en nuestra forma de ser, llenando ese vacío espiritual, que estoy seguro que el desarrollo económico o dinero no lo puede lograr. Además, la vieja cultura te inducia a dedicarle tiempo y profundidad a tus obras o proyectos, te impulsaba a tener una postura crítica sobre los grandes problemas del mundo.

Si bien la realidad nos muestra un avance económico, con el cual estoy de acuerdo, creo que muchas personas están optando por el facilismo, ya a nadie le interesa leer los tratados políticos, sociales y económicos, ya nadie tiene esa postura crítica del mundo. Quizá hayamos logrando avanzar en el desarrollo económico, pero creo que a la vez, nos descuidamos al dejar de lado el crecimiento de nuestro espíritu y mundo interior; la cultura del espectáculo nos está adormeciendo y exponiendo a ciertos poderes políticos que se aprovechan y nos hunden en la pobreza. Es decir, la civilización del espectáculo nos está exponiendo a las obras de esos políticos payasos, que tanto daño han hecho a países Latinoamericanos y que hoy en día han hundido en la recesión a la gran Europa que una vez fue la expresión máxima de esa vieja cultura.

Como siempre, el Maestro Mario Vargas Llosa ha sentado las bases para un nuevo debate Vamos, los invito a leer esta maravillosa obra.

(541)

Edwin Zarco

Edwin Zarco

Mi nombre es Edwin Zarco tengo 30 años, nací en Lima Perú, soy Sociologo y Master en Economía de la Escuela Austriaca en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

Loading Facebook Comments ...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *