Dictaduras mentales

¿Por qué es la prensa –mayoritariamente- tan virulenta y certera con las dictaduras de derecha, empero sumisas y complacientes con aquellas de izquierda? Una dictadura –sea liberal o socialista- es aquella figura política en la cual una persona ostenta el poder, sin división del mismo ni alternancia posible; se soportan en un ambiente totalitario, donde las libertades se encuentran negadas y las actividades se articulan desde una planificación central.

¿Por qué es la prensa –mayoritariamente- tan virulenta y certera con las dictaduras de derecha, empero sumisas y complacientes con aquellas de izquierda? Una dictadura –sea liberal o socialista- es aquella figura política en la cual una persona ostenta el poder, sin división del mismo ni alternancia posible; se soportan en un ambiente totalitario, donde las libertades se encuentran negadas y las actividades se articulan desde una planificación central. ¿Por qué motivos o razones una persona acusaría permanentemente cierto tipo de dictadura y defendería a otra?.

Ejemplos abundan: un periodista del diario chavista categorizando a la dictadura fujimorista como “la década del asco”, un socialistón atacando el documental Cuba y los Elefantes, un ex-congresista de baja popularidad defendiendo la dictadura castrista y denunciando la dictadura pinochetista, entre otros. Lo discutible no son las denuncias o defensas, sino la tendencia ideológica de lo que denuncian o defienden.

Por principio, cualquier tipo de dictadura es deleznable e indefendible; entonces, ¿por qué la diferencia? La dictadura fujimorista fue, sin duda, un asco; empero, ¿fue más mugrienta que la dictadura comunista del General Velasco Alvarado? Tal vez no es relevante; empero, ¿cuántas veces ha denunciado la prensa a ésta última? ¿Por qué se incomodan con la valiente crítica del documental producido por Yesenia Alvarez? A los progres, que tanto les acomodan las dictaduras de Castro y Chávez, ¿por qué el ácido lenguaje sólo frente a Fujimori y Pinochet?

Como podrán resolver, no es por amor a lo democrático, a lo transparente o a lo justo; es, exclusivamente, por el sesgo ideológico; léase, es político, no moral. Con ello, ciertamente, dejan mucho que desear sus aspavientos; no por denunciar las dictaduras –lo cual, de nuevo, saludamos- sino porque al sesgar las mismas desvirtúan el carácter principista de las mismas. Es decir, viven en su propia dictadura ideológica. ¿Debiéramos sentir tanto asco por Fujimori y Pinochet como por Castro, Chávez o Velasco? Por supuesto que sí.

Las dictaduras de derecha normalmente se identifican con asesinatos y corrupción; las dictaduras de izquierda normalmente se asocian con desastres económicos. La data, si de algo sirve, favorece a las primeras. Nótese, sin embargo, que ambas posturas dejan de lado un hecho anterior a las mismas: cualquier dictadura anula las libertades individuales, algo que por sí las corrompe y –por lo ello- las anula moralmente de plano. Toda dictadura debe ser denunciada, sea de la tendencia que sea. ¿Se animarán a declarar a Chávez, Castro y Cía. como los dictadores que son?

(3)

Juan José Garrido Koechlin

Fundador y Presidente Ejecutivo del Instituto Acción. Economista, se desempeña como investigador principal en temas relacionados al análisis económico, político y filosófico desde la perspectiva liberal austriaca. Promotor del libre mercado, el respeto hacia la propiedad privada y la reforma hacia un estado mínimo, su experiencia profesional lo ha llevado a realizar diversas labores ejecutivas, en diferentes sectores de la industria, del comercio, los servicios y la tecnología. Ha participado, asimismo, como miembro del directorio de diversas empresas privadas y gremios industriales. Doctor en Ciencias Administrativas (ESADE, Barcelona) y candidato a Doctor en Economía (ESEADE, Buenos Aires). Bachiller de la St. Edward's University, sus estudios de postgrado implican un DEA en Ciencias Administrativas (ESADE, Barcelona); un MBA (St. Edward's University) y un Executive MBA (UQAM). Su experiencia académica enfoca su rol de Profesor de Escuela Económica Austriaca en la Universidad de Ciencias Aplicadas, así como participaciones en cursos relacionados al Gobierno Corporativo y la Empresa Familiar. Del mismo modo, es conferencista, comentarista y columnista sobre temas de actualidad política y económica en diversas revistas y medios electrónicos, tanto en el ámbito local como extranjero.

Loading Facebook Comments ...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *