A ti que te indignan las dictaduras

No es poco el daño que la dictadura castrista le ha hecho a la palabra “cubano”. Llevo algunos años trabajando en solidaridad con la oposición cubana, y una de las primeras cosas que aprendí es a colocar la palabra “opositores” cada vez que me refería a “los cubanos” para que nadie se confunda y piense que me refiero a los castristas. Es un hecho, que con más de cincuenta años en el poder, el régimen además de arrebatarles la libertad a sus ciudadanos, les ha secuestrado la palabra y el significado de ser cubano.

Recientemente, el post de mi amigo Mijael Garrido Lecca, refiriéndose a un curso que dictó a un grupo de opositores que han llegado a Lima invitados por IPL, para llevar a cabo una experiencia de educación electoral y observación de nuestro proceso, ha puesto furibundos a unos bien intencionados demócratas, pero lamentablemente desinformados. La culpa no es de ellos, es de ese gigante aparato de propaganda de la dictadura, que ha conseguido que cada vez que alguien use la palabra cubano, se entienda como procastrista, como si la única forma de ser cubano fuera ser parte de la dictadura. A partir del post, han caído en el desafortunado error peruanos informados y demócratas como José Barba Caballero en su twitter.

Por supuesto que en las redes hay de todo y estamos en semanas viscerales por lo que nada tengo que decir a aquellos que despotrican con insultos su xenofobia, y menos a aquellos que repiten como borregos una comprensión equivocada del asunto. Sí me detendré en brindarles una aclaración a aquellos demócratas que pensaron que Mijael estaba hablando de cubanos del régimen. Primero decirles que Mijael tiene sólidas credenciales como demócrata y amante de la libertad, si se hubieran informado sobre él y sobre la institución organizadora del curso comprenderían que cuando él hablaba de cubanos estaba haciéndolo de opositores. Hace bien Mijael en no verse obligado a separar opositor de cubano, los opositores son tan cubanos como cualquier otro en la isla. Es una pequeña reivindicación, después de todo no tenemos por qué dejar que las dictaduras arrebaten la identidad de los ciudadanos.

En segundo lugar, pedirles que siempre viene bien informarse antes de atacar y repetir algo, más cuando lo que buscamos es defender la democracia. Nosotros rechazamos la dictadura castrista y nuestros invitados son valientes opositores que son perseguidos, encarcelados y constantemente reprimidos por el régimen por buscar un cambio democrático. Ellos han venido a aprender de nuestra democracia y nuestro proceso electoral. Pueden conocer más de ellos en Aulas Abiertas -aulasabiertas.net.

Creo que este malentendido y ataque sin conocernos, sin conocerlos, por parte de ustedes es un logro de esa despreciable dictadura. Ha logrado que gente buena coloque a todo cubano en el mismo saco con los dictadores. Es una pena que hayan caído en ello. Y en tercer lugar, les pediría que dejen de atacarlos, bastante tienen con soportar el repudio de esa tiranía. Su solidaridad con ellos les vendría bien en este momento. Seamos buenos anfitriones con el extranjero en general y más con el extranjero que nos visita de una sociedad cerrada.

Yesenia Alvarez

Yesenia Alvarez

Abogada de la Universidad de Piura, quien desde 1998 viene promoviendo la filosofía de la libertad mediante la dirección de proyectos de capacitación para jóvenes y programas de difusión de propuestas para consolidar la Democracia, el Estado de Derecho y el desarrollo de nuestro país.

Loading Facebook Comments ...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *