Lecciones y reflexiones sobre la Cumbre de Juventud Iberoamericana

Cada año, muchas organizaciones en el mundo planifican eventos en el que se reúnen jóvenes para compartir y opinar sobre lo que sucede en sus países. Por tal motivo, la organización Jóvenes Iberoamericanos organizó su primera “Cumbre de emprendimiento y democracia para la juventud: Un camino hacia la paz”, en el teatro El Dorado, en Bogotá, Colombia, donde participaron jóvenes de América Latina y el Caribe.

Participar en la Cumbre de Jóvenes Iberoamericanos ha sido una experiencia maravillosa. Me permitió compartir sobre la realidad de mi país y nuestro trabajo en Haití como jóvenes. Pudimos comunicar sobre nuestros objetivos, metas y perspectivas, con el fin de involucrar a más personas interesadas en los asuntos del Estado.

Aprendí mucho sobre cómo los otros jóvenes de América Latina están involucrados en temas de políticas públicas, así como en los asuntos ambientales. Muchos fueron los temas discutidos por los panelistas. Al escuchar sus opiniones me vinieron a la mente muchas ideas que podrían ayudarme a cambiar lo que está mal, y así demostrar que la juventud tiene su rol en las decisiones tomadas por los políticos. Quiero servir como una voz para mi generación.

Pero tengo que decir que, dentro de las seis temáticas, cuatro llamaron mi atención. Estoy interesada en saber más sobre estos temas y realizar algunas réplicas sobre Democracia y Políticas Públicas, Construcción de una cultura de paz, Tecnología y Educación del siglo XXI y Emprendimiento e Innovación.

Asimismo, me impresionó un panel de mujeres sobre el tema de emprendimiento. Este fue el tema que más me impactó. Algunas de ellas pertenecían a la asociación “She is Foundation”. Expusieron sobre sus experiencias, productos, como las mochilas elaboradas por un grupo de 25 mujeres Wayuu. Ellas buscan cambiar la vida de otras personas con su trabajo de mano de obra. Nadia Sánchez, directora ejecutiva de esta organización, indicó que con su labor ayudan a más de 25 familias sin empleo.

El emprendimiento y la innovación son importantes para el desarrollo de un país. Si cada ciudadano pudiera realizar algo positivo para involucrar y cambiar la vida de otras personas, sería mejor. Por tal motivo, la sociedad haitiana necesita a jóvenes emprendedores que puedan innovar y mejorar el nivel del desarrollo humano.

Puedo comentar que esta cumbre contribuyó mucho en mi desarrollo, como joven involucrada en los asuntos del Estado, la innovación, el desarrollo económico y social, la democracia y el estado de derecho.

En síntesis, la cumbre me permitió conocer e intercambiar contactos con gente que tiene muchas influencias y experiencias. Ellos me podrían orientar para cumplir mis metas, como la construcción de nuevos valores democráticos en mi país y luchar por cambios positivos para América Latina y el Caribe.

Por Rachelle Fleurimond

 

(58)

Rachelle Line Fleurimond

Rachelle Line Fleurimond

Miembro de IPL Haití. Licenciada en Ingeniería de Sistemas, de la Universidad Católica Santo Domingo (República Dominicana). Ha realizado seminarios nacionales e internacionales en temas como: Paz Comunitaria, Derechos de los Niños, Liderazgo, Gestión de la Subvención, Gestión de los Riesgos y Desastres en las Comunidades.

Loading Facebook Comments ...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *