Gay rights activists participate in a demonstration marking the International Day Against Homophobia and Transphobia (IDAHOT) in San Salvador, on May 17, 2014. The 9th annual event, billed by organisers as the biggest LGBT solidarity event in the world, is aimed at raising awareness about discrimation and calling for equal rights. AFP PHOTO / Jose CABEZAS (Photo credit should read JOSE CABEZAS/AFP/Getty Images)

La derecha que Gio Infante quiere, por Ariana Lira

Desde el Instituto Político para la Libertad Perú (IPL Perú) respaldamos y felicitamos la columna de Ariana Lira, publicada en el diario Altavoz, en la que se resalta la importancia de defender el matrimonio igualitario y los derechos de las personas gais, lesbianas, transexuales e intersexuales desde la ideología del Liberalismo. La defensa de los derechos LGTBI nunca debe ser un terreno exclusivo de un partido político, de una ideología o de una élite. A continuación les compartimos su columna:

Me acuerdo muy bien de uno de los primeros artículos que escribí en mi vida, a los 21 años. Se llamaba “Sobre la tiranía de la mayoría y la unión civil homosexual”. En este, critiqué frontalmente la idea de que las mayorías tenían algún derecho a suprimir la libertad de una minoría, en este caso el derecho de las personas del mismo sexo a contraer la figura más parecida al matrimonio que se había propuesto.

La figura de la Unión Civil no me satisface. Yo creo que las personas del mismo sexo no solo deberían poder contraer matrimonio civilmente, sino también adoptar. Así como ocurre en todo país del primer mundo, y donde –hasta donde sé- la civilización no se está yendo por la borda hacia Sodoma y Gomorra.

También creo en todos los derechos que reclaman las personas transgénero, gay, lesbianas, bisexuales, intersex y cualquiera que se enfrente todos los días a un sistema cultural y político heteronormativo, absolutamente desadaptado de la realidad y de los derechos fundamentales de miles de personas. Por eso nunca he faltado a una marcha que reclame la causa.

No suelo escribir artículos de opinión firmados. Sin embargo, siempre que he hablado sobre los derechos LGTBI lo he hecho con nombre y apellido. Cualquiera que revise mi TL en Twitter puede comprobarlo. El primer reportaje audiovisual de Altavoz ha sido sobre la situación de las personas transgénero en el Perú, dirigido por mí. Y quizás el 90% del trabajo que hago se enfoca en la causa LGTBI.

Hoy día, en medio del furor que causó la muerte de Fidel Castro en redes, Gio Infante, ícono de la causa LGTBI en el Perú, tuiteó una frase que Castro dijo en 1969: “No podemos llegar a creer que un homosexual reúna las condiciones que nos permitirían considerarlo un verdadero revolucionario”. Compartí con Gio el desprecio por la conocida homofobia de Fidel Castro y le di RT, al mismo tiempo que pedí coherencia a mis amigos de izquierda, quienes luchan –al igual que yo- por la causa LGTBI pero al mismo tiempo glorifican el gobierno de Castro.

Lo que ocurrió después me dejó con la boca abierta. Gio Infante se dedicó la siguiente hora a atacarme por dirigir un medio de “derechas”. Me dijo que me ocupe de fiscalizar la coherencia de la derecha antes que la de la izquierda (cosa que hago siempre, y basta con revisar mi Twitter para comprobarlo; definitivamente soy más dura con los fujimoristas que con los frenteamplistas). Además, me acusó de apoyar las relaciones comerciales de nuestro país con dictaduras homofóbicas como Rusia o China, sin que haya yo dicho una sola palabra al respecto. Me acusó, también, de usar la causa LGTBI para “dármelas de moderna”, cuando “lo único que me interesa es el libre mercado”. Finalmente –antes de mandarme, literalmente y con todas sus letras, a la mierda- me dijo que la derecha a la que yo represento le daba asco, y que “hasta hacen que uno desee un Fidel acá”.

¿Cuál es esa derecha a la que represento que tanto asco le da a Gio Infante? ¿Una derecha activista por los derechos LGTBI, que dedica casi la totalidad de su trabajo a cubrir e informar sobre las minorías sexuales y que critica frontalmente a todo conservador que intente oprimirlas? Lo único que me queda pensar es que Gio no quiere que yo defienda la causa LGTBI. Porque cualquiera que no piensa como él en lo económico no merece compartir la lucha.

¿Cuál es la derecha que quieres, entonces, Gio? ¿Una conservadora y negadora de la causa LGBTI? Porque esa es la derecha que yo no represento. Y si yo te doy asco, seguro la derecha que prefieres para el Perú es una bruta y achorada.

Esta columna se publicó originalmente en Altavoz: http://altavoz.pe/2016/11/26/19434/la-derecha-que-gio-infante-quiere

(261)

Loading Facebook Comments ...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *