El cambio en Venezuela, por Julio Rojas

Como defensores del principio de la libertad y el estado de Derecho, el Instituto Político para la Libertad (IPL Perú) recomienda leer el artículo de Julio Rojas, participante de Costa Rica de la IX edición de la Universidad de la Libertad (UDL). Él sostiene que los ciudadanos venezolanos deben ser los líderes o agentes de cambio de la situación de su país, que deben defender sus libertades y derechos. IPL Perú respalda lo dicho por este columnista y se solidariza con la crisis política y económica que hoy afecta a este país. A continuación les compartimos el siguiente artículo.

El cambio en Venezuela

El cambio en Venezuela está en las manos de sus ciudadanos. Creo esto como persona que lucha por la libertad y proveniente de un país pequeño, pero que permanece en un trabajo constante hacia ser cada día más libre. Considero que la igualdad de oportunidades provoca un empoderamiento de la persona, además que la dignidad humana y la justicia deben ser pilares fundamentales en la sociedad civil. Sociedad que efectivamente está representada por las personas que todos los días impulsan los grandes cambios y progreso en sus países; personas que luchan por su libertad y que reconocen que esta es un derecho con el que se nace.

Nuestros hermanos venezolanos han visto violentada en muchas formas su libertad, precisamente esas personas que llevan el título más importante dentro de la sociedad civil: los ciudadanos. A pesar de las dificultades, siguen luchando hasta el día de hoy por ver a su país libre de nuevo. Estos ciudadanos, que son fuertes y activos, son los que se necesitan hoy, son quienes hacen que los países sean fuertes y exitosos.

Es importante mencionar que cuando las personas se unen y trabajan por un bien común es cuando el verdadero cambio sucede, es cuando los totalitarismos, las dictaduras y los que violentan las libertades caen por su propio peso.

Las personas que creemos en las ideas de la libertad nunca debemos cansarnos de luchar, debemos consolidarnos y ser cada vez más fuertes, creer siempre en un mundo mejor y esforzarse por conseguirlo, por nuestras familias, por nuestro país, por nuestra región y por nosotros mismos.

Es imposible para un liberal pensar en un irrespeto irrestricto a los proyectos de vida de lo demás, donde no se reconoce la igualdad de dignidad y autonomía de cada persona. Cada persona sin duda debe aprender a ser crítico de los tabúes y a basar sus decisiones en la razón propia. Es por esto que como líderes liberales de Latinoamérica debemos fomentar el cuestionamiento crítico, la libertad de expresión y el derecho de ser tratados con justicia y equidad.

En las condiciones más críticas, en los momentos más difíciles es cuando casi a fuerza de necesidad surgen los liderazgos, liderazgos que se convierten en un canal de esfuerzo continuo e integral que permite hacer un verdadero cambio en la sociedad. Por eso, los líderes jóvenes de Latinoamérica deben estar muy conscientes de la responsabilidad tan grande que tienen sobre sí. Esa responsabilidad de cambiar un presente para tener un futuro más próspero, más libre.

Insto a la juventud a unirse, a trabajar y a ser agente de cambio en sus respectivos países, pero sobre todo a defender la libertad.

Loading Facebook Comments ...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *