De un peruano a un venezonalo, por Juan Carlos Lara Paredes

Desde el Instituto Político para la Libertad Perú (IPL Perú) respaldamos la columna de Juan Carlos Lara Paredes, participante de la IX edición de la Universidad de la Libertad (UDL)…

Desde el Instituto Político para la Libertad Perú (IPL Perú) respaldamos la columna de Juan Carlos Lara Paredes, participante de la IX edición de la Universidad de la Libertad (UDL), en la que desde un punto de vista crítico, resalta la importancia de la unión de la sociedad venezolana y latinoamericana; donde las diferencias políticas y sociales deben quedar en segundo plano y la defensa de la libertad y la democracia debe imperar ante todo. A continuación les compartimos el siguiente artículo.

De un peruano a un venezolano

Venezolanos, en el poco tiempo de mi estadía me han enseñado muchas cosas. Me han enseñado que no existe mala cara a mal tiempo, pues a pesar de la crisis que están viviendo, dejan escapar la sonrisa y la cordialidad que tanto les caracteriza. Me han enseñado a que uno, pese todas las adversidades, nunca debe perder la esperanza de un futuro mejor. Pero lamentablemente, también me han enseñado que una sociedad desunida es el peor mal para combatir la tiranía, me han enseñado que el humano a pesar de seguir un mismo ideal, es incapaz de unirse para trabajar en conjunto por un mismo objetivo. Me han enseñado a que podemos ser egoístas y poner en primer plano intereses personales o de un partido político, en vez de la colectividad, en vez de su país. Me han enseñado que aún nos falta mucho por aprender, mucho por crecer, mucho por madurar.

Venezolanos, ¡despierten! Mírense los unos a los otros. Yo no veo más que impotencia en sus ojos, la impotencia de ver a su nación derrumbarse en manos de la avaricia, del egoísmo y la ignorancia.

¡Levántense!, no importa cuánto tiempo ha pasado, nunca es tarde para cambiar nuestro destino. ¡Únanse!, pues no ha habido guerra ganada por un solo General, sino por soldados que están dispuestos a dar su vida por la causa. ¡Luchen! No basta con salir a protestar una vez, griten y suden hasta que se queden sin aliento, hasta que sientan que sus almas se desvanecen en sus cuerpos, luchen todos los días de sus vidas, hasta que logren su objetivo y cuando lo hayan hecho, sigan luchando, y por último ¡Libérense! Libérense de la opresión, libérense del miedo, libérense de ideologías que busquen restringir nuestras libertades como seres humanos.

Perú, progresó a pesar de haber vivido una de las peores crisis económicas en Latinoamérica, con violencia, división, corrupción y estatismo. Ahora es uno de los Estados con mayor índice de desarrollo humano en el continente, siendo un ejemplo al nivel internacional. Sin embargo, aún nos falta mucho por alcanzar, y mucho podemos aprender de Venezuela, como del resto de países del continente. Es un ejemplo que sí se puede, con lucha y perseverancia, pero sobre todo con conciencia, para que cuando se llegue al poder puedan cumplir con todas las medidas suficientes que garanticen la libertad.

Venezolanos, no están solos, sus hermanos peruanos y el resto de Latinoamérica está con ustedes. Unámonos y luchemos por la libertad, por la democracia y por una Venezuela próspera y unida.

(23)

Loading Facebook Comments ...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *